16/10/17

"Vivir contigo o vivir en tí."




Esa frase es para analizarse.

Vivir contigo, quiere decir: en la misma dirección y hogar.
No implica, necesariamente, compartir. Es solo una frase enunciativa. Sin embargo, vivir en ti lleva implícita una relación intensa y profunda.

Vivir en tí es compartir pensamientos, emociones, pasiones, objetivos, metas y sueños.

Vivir en tí, también quiere decir que la otra persona se inspira, respira y suspira por el ser en quien piensa o comparte su vida.

Sea cual sea la descripción o definición que le demos, usted, estimado lector tiene la palabra y su razón.

Para mí, Vivir contigo o Vivir en ti, implica una relación intensamente profunda y amorosamente compartida.

Hasta pronto.

15/10/17

Cinco reglas para estar en paz con uno(a) mismo(a).

Comparto cinco reglas que Daniel Flores y Agente del Cambio han diseñado para ALPES*.

Regla uno: Si usted realmente quiere ser feliz, "no espere nada de nadie".
Reforzamos el concepto: No esperar nada es exactamente como lo decimos: NO esperar nada de nadie.
Si ese nadie, convertido ahora en alguien, decide hacer algo que usted le pida y que ese algo le de alegría y paz, entonces Adelante!. Cuidado con poner en las acciones de los demás su alegría de vivir y la paz de su ser!.

Regla dos: "No dese tener algo que no necesita"

Regla tres: "Trate muy bien a las demás personas"

Regla cuatro: "Duerma bien, coma bien, descanse bien y no se queje, no critique a nadie.

Regla cinco: "Disfrute cada momento"

Recomendación: Compartir con los demás estas reglas. Sea Magnánimo!

Hasta pronto.

*Nota: En próximas semanas Daniel Flores dará a conocer los avances de ALPES.

14/10/17

Bienaventuranzas no escritas.


Hoy tuve la conversación más profunda, más clara y de más paz que ni siquiera había imaginado que pudiera darse esa experiencia.
Hoy conversamos Daniel Flores y Agente del Cambio, el inspirador y  el aclarador respectivamente.

De nuestra conversación nacen estas Bienaventuranzas no escritas.

1.     Bienaventurado(a) el (la) que se equivoca, porque en la equivocación está la semilla del camino correcto.
2.     Bienaventurado(a) el (la) que hiere, porque en su herir mora la sabiduría del pedir perdón.
3.     Bienaventurado(a) el (la) que se tambalea, porque encontrará la fuerza para seguir avanzando.
4.     Bienaventurado(a) el (la) que sabe pedir disculpa, porque encontrará el camino de la sabiduría.
5.     Bienaventurado(a) el (la) que suda en sus proyectos, porque su sudor es el mejor fertilizante que dará buenos frutos.
6.     Bienaventurado(a) el (la) que se enfrenta a su vida, porque experimentará mejores vientos de vida.
7.     Bienaventurado(a) el (la) que reconoce sus hierros, porque aprenderá el camino de una gran verdad: la del respeto por los demás.
8.     Bienaventurado(a) el (la) que comparte pedacitos de sus saberes, porque sembrará semillas de mejores pensares, sentires y deberes.

9.     Bienaventurado(a) el (la) que lea esta reflexión, porque encontrará algo de sí mismo(a) para su vida diaria.

Gracias a Daniel Flores y Agente del Cambio por compartir el resultado de una conversación de errores, hierros, equivocaciones y tambaleos.

Hasta pronto.

12/10/17

Hay de historias y historias.


Así es. El título de este tema es una expresión informal, ya que no todas las personas escribimos nuestras historias personales. Por eso, afirmo que: Hay de historias a historias. 
Cada uno puede escribir la propia. La tuya puede ser más divertida que aburrida, o puede ser más alegre que triste o más dulce que amarga.

"Escribir una historia de vida" es:
- Darte cuenta, al menos, de sus amaneceres, atardeceres y anocheceres.
- Darte cuenta, también, de los avances de tus proyectos, ideales o sueños.
- Darte cuenta de lo que se aprende y pone en práctica.
- Darte cuenta de lo que se vive y por lo que se vive..

"Escribir una historia" no es nada fácil, pero sí, posiblemente halagador por dejar tu huella (...por un tiempo) en la vida de otros.

Escribir nuestra historia, insisto, es vivir con sabor, olor y color cada momento. La tuya puede ser más divertida que aburrida, o puede ser más alegre que triste o más dulce que amarga.

Todos los días hay algo nuevo que escribir, especialmente el día que no se había vivido en toda la eternidad. Ese día es hoy:
esa historia, la bella y gran historia que viviste el día de hoy.

Deseo que tu vida e historia del día de hoy esté siendo muy provechosa, retadora, esperanzadora y ensoñadora.

Si este es un nuevo día entonces, hay que escribir lo que queremos que suceda y no escribir lo que ya sucedió.

Y, usted, ¿quiere escribir su historia?

Hasta pronto.

11/10/17

Hay de ¡sueños a sueños!


Dime cómo son tus sueños y te diré quién eres... Esta es una frase tan repetida que puede producir curiosidad o incomodidad. ¿Por qué afirmo esto? Porque es muy fácil decir "dime cómo...y te diré quién eres".
Describir a una persona solo por unos cuantos hechos es una aseveración muy arriesgada. De todas maneras, uso esta entrada al tema, poco para llamar la atención y poco para "llamarme la atención."

Claro que hay de sueños a sueños:

Hay sueños creíbles y los hay increíbles.
Hay sueños dulces y hay dulces sueños.
Hay sueños profundos y hay profundos sueños.
Hay sueños hermosos y hay hermosos sueños.
Simplemente hay sueños...porque los sueños, sueños son.

Tus sueños son ser una gran persona, pero desde ahora, no cuando sea grande y viejo.
Tus sueños son crear prosperidad, no pobreza de espíritu.
Mis sueños son facilitar tu crecimiento, no dificultar tu desarrollo.
Mis sueños son disfrutar mi hogar, no tener una casa.
Mis sueños son cuidar mi salud, no tomar medicinas.
Mis sueños son soñar que vivo la vida más hermosa que jamás he vivido.

MI vida no es un sueño, mi vida en un ensueño que disfruto despierto.

¿Cuáles son sus sueños o sus despertares?

Hasta pronto.

9/10/17

Hay de lágrimas a lágrimas.


Por supuesto, qué así es.

Si hay lágrimas de amor, entonces existen lágrimas de odio.
Si hay lágrimas de alegría, las hay de tristeza.
Si hay lágrimas de placer, las hay de dolor.
Si hay lágrimas de bienvenida, las hay de despedida.
Si hay lágrimas de nacimientos, las hay de fallecimientos.
Si hay lágrimas de éxitos, las hay de fracasos.
Si hay lágrimas de recuerdos, las hay de olvidos.
Si hay lágrimas por plenitud, las hay de vacío.
Si hay lágrimas de compañía, las hay de soledad.
Si hay lágrimas de valentía, las hay de cobardía.
Si hay lágrimas de esperanza, las hay de desesperanza.
Si hay lágrimas del cuerpo, las hay del alma.

Hermoso lenguaje es el de las lágrimas.
Las lágrimas son "las vocales" del alma.
Benditas lágrimas, bendito lenguaje y hermosas almas.

Hasta pronto.

8/10/17

Hay de dolores a dolores.



...Afirmativo!

Hay dolores que construyen; los hay que destruyen.
Hay dolores que vivifican; los hay que mortifican.
Hay dolores del cuerpo; los hay del alma.
Hay dolores del pasado; los hay del presente.
Hay dolores que fortalecen; los hay que debilitan.
Hay dolores que hacen sonreir; los hay que hacen llorar.
Hay dolores que alivian; los hay que enferman.
Hay dolores que hacen ver; los hay que ciegan.
Hay dolores que nos hacen reflexionar; los hay que nos hacen accionar.
Hay dolores que nos dan la vida; los hay que nos la quitan.

Me invito y te invito a buscar el lado positivo del dolor, ellos son avisos del cuerpo y son, también, avisos del alma.

Hasta pronto.