3/5/14

Día 30. Las caídas son para levantarse.

-->
Día 30. Las caídas son para levantarse.
Nos caemos porque estamos de pie simplemente buscando nuestra meta. Creo que nuestras caídas obedecen mucho a la negligencia en la previsión-prevención para evitar que suceda algo que nos afecte.

Cuando nos caemos lo único que se debe hacer es levantarse. Y, por supuesto, “no tomar tan a pecho” la caída.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY si caigo me levanto.”

2/5/14

Día 29. Los límites son para excederlos.

-->
Día 29. Los límites son para excederlos.
Frases como: “no te limites” o “los límites los fijas tú” nos recuerdan que tenemos la posibilidad de alimentar la limitación. Cuidado con esto!. Porque en el tema de desarrollo interior no hay límites ni para desarrollar virtudes, ni cualidades, ni habilidades. Tampoco existen límites en el conocimiento que se puede adquirir sobre cualquier tema, por más especializado o difícil que éste pueda ser.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY mi vida no tiene límites.”

1/5/14

Día 28. Los fracasos son para analizarlos.

-->
Día 28. Los fracasos son para analizarlos.
En la vida de muchos de nosotros ha estado presente el fracaso. Este quiere decir que no hemos alcanzado el fin buscado, independientemente, de que hayamos hecho bien las cosas. No todos los fracasos son provocado por nosotros, porque no buscamos fracasar como tal. Buscamos lograr las cosas, los sueños y los ideales.

A mi modo de ver, los fracasos no son para “rasgarnos las vestiduras”, ni para pagarlo con la vida. Claro que los fracasos duelen…pero nos enseñan una nueva forma de ver las cosas y  de analizar la vida. 
El fracaso es un sabor amargo de un “éxito desconocido”.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY agradeceré los fracasos.”

30/4/14

Día 27. Los errores son para enmendarlos.

-->
Día 27. Los errores son para enmendarlos.
Existen muchas maneras de aprender: escuchando a los demás, leyendo, imitando o bien siguiendo instrucciones. Sin embargo, la mejor manera de aprender es a través de los errores cometidos. Esto depende del grado de madurez con el que los analicemos.

Empecemos por aceptar que nos equivocamos y que podemos cometer errores. Ellos nos dan la oportunidad de alimentar la virtud de la humildad y de la gratitud.

Gracias a la vida y a mis errores puedo mejorar.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY aprenderé de mis errores.”

29/4/14

Día 26. Las barreras son para saltarlas.

-->
Día 26. Las barreras son para saltarlas.
Cuando hemos decidido lograr algo y emprendemos el camino hacia su búsqueda nos imaginamos que pronto lo alcanzaremos. Sin embargo, debemos recordar que los caminos están llenos de obstáculos. Esos están ahí para saltarlos no para estamparnos en ellos. No todos los caminos son llanos, ni parejos, ni lineales; tienen sus curvas, sus declives y sus desniveles.

No hay obstáculo que no se pueda derribar, ni puente que no se pueda derrumbar.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY saltaré las barreras que aparezcan”

28/4/14

Día 25. No hay rosas sin aroma, ni rosales sin espinas.

-->
Día 25. No hay rosas sin aroma, ni rosales sin espinas.
Todas las cosas bellas tienen un precio, y éste no es necesariamente en dinero. Todas las cosas agradables tienen su lado incómodo, desagradable, doloroso o como le quiera usted llamar.

También eso sucede en las relaciones interpersonales: las personas que te parecen agradables posiblemente tengan escondido un …pero). Parecería que no existe algo totalmente perfecto ni en las cosas, ni en las personas, ni en días, ni noches. Y creo que así es. Pero a pesar de ello la vida es bella.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY disfrutaré del aroma de una rosa.”

27/4/14

Día 24. Hoy es un buen día para decirme que: “No hay pasado sin recuerdos, ni futuro sin esperanza.”

-->
Día 24. Hoy es un buen día para decirme que: “No hay pasado sin recuerdos, ni futuro sin esperanza.”
Existen pasados con recuerdos de todo tipo. Los hay de risas y de lágrimas; de alegrías y sinsabores; de dolores y placeres. 
Lo interesante del pasado es aprovecharlo para aprender de los errores o aciertos, agradecer lo recibido o compartido, olvidar lo incómodo o pesado, eliminar lo doloroso o sacrificado,  y sellar pasajes y de paso “sepultar olvidos”.

Veamos el futuro, nuestro anhelado y esperado futuro. Casi todos lo vemos prometedor; pensamos que vendrán tiempos mejores, decisiones afectivas y acciones contundentes, y nos vemos avanzando cada día. Lo importante es empezar hoy a crear ese deseado futuro.
Lea en voz alta: “SOLO POR HOY recordaré y esperaré lo mejor.”