12/7/14

Humildad, ¿virtud o detonador de mejora constante?


El origen de la humildad es la palabra en latín "Humus", que significa "Tierra". Específicamente, tierra obscura, rica y orgánica. Cuando una semilla es plantada en tierra fértil, se transforma en algo mucho mayor. La bellota se transforma en roble. Todo comienza en el nutrir la calidad de la tierra... "Humus".
Cuando tenemos suficiente "Humus" en nuestras vidas, crecemos y nos desarrollamos. La humildad fomenta crecimiento. 
Crecer quiere decir "florecer o desarrollarse"

Tengo que analizar bien estos aspectos, porque si lo veo como virtud es algo muy íntimo, algo que no se nota; si lo veo como detonador de cambio es algo que facilita el crecimiento y florecimiento interior y exterior.
De todas maneras, usted, como mi visitante, sabrá cómo aprovechar este elemento interno para su crecimiento individual.
Con la humildad no trato de combatir soberbias, ni vanidades; trato de fomentar sencilleces y honestidades.

Hasta la próxima.