1/5/15

¿Se puede detener la acción de pensar?

No sabría qué contestar. Lo que si puedo comentar es que muchas veces, aunque digamos "no quiero ni pensar", no se puede ejecutar esa accion. Ante las situaciones, de cualquier naturaleza, de cualquier calificativo o de cualquier tiempo el Hombre no puede sustraerse a la acción de pensar. Podrá sustraerse a la acción en sí misma, pero no a la de pensar.

Si cierras los ojos sigues pensando, si cierras los ojos sigues sintiendo, si cierras los ojos puedes ejecutar alguna acción. El cerrar los ojos no garantiza dejar de pensar. Lo conveniente es dar seguimiento a ese pensamiento, convertirlo en posibles acciones, ejecutarlas y ver los resultados.

El pensar es una facultad del Hombre. Lo que haga de su acción de pensar depende de su libre albedrío.
No podemos dejar de pensar, podemos dejar de sentir, podemos dejar de hacer algo, pero dejar de pensar no es posible. Ojo, al hecho de recordar, es otra forma de pensamiento, los recuerdos son la repetición de pensamientos.

Acepto que si no tengo ideas nuevas al menos puedo recordar algunas, arreglarlas, combinarlas, escribirlas y compartirlas.

Hasta pronto.

30/4/15

Cinco cosas que te quiero regalar.

Uno: El Respeto como mi herramienta principal de trato.
Dos: La Sinceridad como mi virtud interna.
Tres: La Caballerosidad como excelente hábito.
Cuatro: La Dulzura como buena manera.
Cinco: El Servicio como un deber cotidiano.

Por lo tanto, tengo yo cinco cosas que te quiero regalar: el respeto en mi frente, la sinceridad en el alma, la caballerosidad en mis brazos, la dulzura en mi trato y el servicio en mi sonrisa. Esos cinco regalos son para tí. ¿Los quieres?

Y usted ¿tiene esos cinco regalos para los demás?

Hasta pronto.

www.institutodeperson.net

28/4/15

Tratemos de hacer las cosas de la mejor manera.

Primero debemos estar convencidos de nuestra responsabilidad individual para ejecutar las tareas.

Segundo, tenemos que tener las herramientas básicas para la elaboración de las mismas.

Tercero, debemos contar con el procedimiento para su realización.

Cuarto, debemos preguntarnos que, independientemente de nuestro deber, es algo que voluntariamente deseamos hacer. Si tenemos la disposición para ello y en ello es definitivo que las cosas las haremos de la mejor manera.

En estos tiempos están cambiando muchas cosas con relación a otros tiempos. No se trata de que aquellos fueron mejores tiempos que los actuales, no; se trata de tener conciencia clara que este tiempo es el único que tenemos y debemos aprovecharlo de la mejor manera para ejecutar las cosas de tal forma que seamos ejemplos a seguir.

Hasta pronto.
Gracias por recomendar:
www.institutodeperson.net

27/4/15

Son seres diferentes.

Siempre he afirmado que los enfermeros y enfermeras son ángeles en la tierra por su disposición para escuchar, manos para aliviar y corazón para minimizar el dolor ajeno.

En todas partes, puede uno encontrar lecciones de amor por el trabajo, por los seres que menos pueden, o tienen. Ellos han decidido dedicarse a dar seguimiento a las recomendaciones de los médicos. Los enfermeros y enfermeras no se alejan de los enfermos.

El enfermo la llama constantemente. Los enfermeros y las enfermeras son la esperanza del paciente.
Los enfermeros y las enfermeras saben consolar, guiar y acompañar.

Este es mi reconocimiento a ellos, quienes decidieron trabajar para aliviar el dolor, animar al paciente y tranquilizar a los familiares de los pacientes.

Hasta pronto.
Gracias po visitar:
www.institutodeperson.net


Un aprendizaje especial!

Me levanté de mi silla de trabajo para tomar un receso. Me asomé por la ventana a la calle de enfrente.  Primero vi, y despues contemplé a un hombre sentado en la acera alta de una banqueta, recargado en la pared de una casa justo en la esquina de esa calle. El señor cabisbajo,  sus brazos caidos, cubierta su cabeza con su sombrero de paja, descansando un rato del largo camino ya andado. A su lado "esperando en silencio" un carrito de paletas.

Pensé... y me dije "quisiera estar sentado en su lugar soñando lo que esté soñando, confiando que nadie su carrito de paletas se llevara ni cliente alguno le comprara.

Pero eso no es posible, porque yo también llevo empujando "mi carrito de paletas". Yo nada puedo vender, ni un sabor gritar, ni una campanilla sonar. 

Ese hombre cuyo nombre desconozco me ha dado un gran ejemplo: "descansar un poco antes de seguir por el camino". El final ya lo sabemos:  Ese hombre, ya su campanilla sonó, ya su carrito de paletas despertó. 

Solo escucho su voceo de "paletaaaasss". Nada me vendió, pero qué gran ejemplo me dejó!

Saludos.
Hasta pronto.

26/4/15

Hoy domingo 26 fue un dia que nos dejó alegrias.

Ayer sabado, hoy domingo, mañana lunes, cualquier día, todos los dias nos deben dejar alegrías y aprendizajes.
No es un dia más, es un día único, irrepetible, insustitible; simplemente, es el dia en turno.

Usted sonrió, disfrutó, compartió. No negará que hoy fue un dia de alegrías. Bendito día, benditas alegrías. Ahora bien si este dia fue un dia al que le quiere cargar las tristezas, pues bien, bendito dia y benditas tristezas, ya que éstas tienen en su esencia la semilla de una razón, una emoción y una esperanza; al fin y al cabo despúes de la tristeza llega la alegría.

Hasta pronto.
 



De vacíos y plenitudes.

Escribir sobre el vacío en los seres humanos merece comentar, también,  sobre la plenitud.

Conversando con un familiar sobre los valores que estoy observando en las nuevas generaciones (-de 1 a 30 años y los de 31 a 60 años-) le decía: "estas nuevas generaciones viven otros valores". Pero esto es cuestión de valores personales, es cuestión de sentirse bien consigo mismo(a). 
En fin, nadie puede decir que está vacio cuando ni siquiera conoce la plenitud.

Sentirse pleno es estar satisfecho con lo que se es, se ha sido y se seguirá siendo.
Sentirse pleno es estar satisfecho con lo que se gana o con lo que se pierde.
Sentirse pleno es estar satisfecho con lo que se tiene y se comparte.
Sentirse pleno es estar satisfecho con lo que se hace y se produce.
Sentirse pleno es estar satisfecho con lo que se pone y lo que se quita.
Sentirse pleno es estar bien consigo mismo por lo que se es, se sabe, se puede, se quiere, se hace y se logra.

Hasta pronto.
Gracias por recomendar: