14/11/15

Hoy recordé a mi papá y mamá.

Los recuerdo con respeto, gratitud y nostalgia. Los recuerdo con alegría, añoranza y buen ejemplo.

Esto no lo había comentado, porque no lo había recordado.  Ellos fueron los que pusieron en mi ser la piedra angular del desarrollo. Ellos me enseñaron que la verdad, la bondad, la gratitud y fe en Dios era fundamental para el resto de mi vida. Ellos hicieron de mi una obra que ha dado fruto.

A él lo recuerdo porque dio todo por sus hijos, dió su vida, su ejemplo y el fruto de su trabajo diario.
Su legado es: trabajar con ahinco, con honestidad, puntualidad y ganas. El solo tuvo pensamientos para el desarrollo y libertad de sus hijos. Fue respetuoso de nuestras decisiones, nos enseñaba con ejemplo muy claros. Definitivamente, él fue un gran padre.

A ella la recuerdo porque su legado estuvo lleno de fe, esperanza y generosidad. Fé en Dios, fe en que todo podría mejorar; esperanza de una vida mejor, esperanza de un aprendizaje y crecimiento constante; generosidad para compartir los que somos, los que poseemos y lo que disfrutamos. Ella, definitivamente, fue una gran madre.

A ellos los recuerdo, como lo comparto arriba, con respeto, gratitud y nostalgia por una parte; los recuerdo con alegría, añoranza y buen ejemplo por la otra.

Hasta pronto.

11/11/15

Que no te falte...

Pan para saciar tu hambre.
Abrigo para quitar el frío.
Sol para cuidar tu salud.
Agua para saciar tu sed.
Amigos para compartir el pan.
Enemigos para fortalecer tu paciencia.
Amor para sentirte vivo(a)
Trabajo para crear lo no creado.
Salud para prolongar tu vida.
Sueños para alcanzarlos.
Luna para inspirar tu espiritu.

Deseo que no te falte tiempo para disfrutar tu vida.
Que no te falte errores para aprender de ellos.
Que no te falten ganar para lograr tus sueños.
Que no te falte "hambre" para seguir adelante.
Que no te falte vida para disfrutar a tiempo.

Hasta pronto.


9/11/15

¿Qué me da el futuro?

En este momento, realmente, nada. El futuro no da nada, solo esperanzas. Esto se debe a que en el presente es cuando hablamos del futuro. Cuando llegamos al futuro, estamos en el nuevo presente.

Desde hace tiempo supe que nadie puede pasar por debajo de un arcoiris. También, sé que nadie puede vivir en el futuro, ya que cuando el mañana llegue (que pertenece al futuro) ya estamos en el presente. Resumiendo: solamente hay un tiempo: El de este momento y nada más. Así que lo más sensato es aprovecharlo intensamente, no dejar vacíos que sería el tiempo no empleado.

En otro orden de ideas, el futuro me da, como dije anteriormente, esperanzas de una vida mejor.
El futuro me da la oportunidad de prepararme en el Presente para poder hacer aquello que diseñé en el pasado, y que, repentinamente, se ha convertido en presente.

El pasado, presente y futuro son tres tiempos que utilizamos en la gramática. En la vida son tres cosas: lo sucedido, lo que está sucediendo y lo que puede suceder en un tiempo inmediato o mediato.

Hasta pronto.

¿Qué me da el presente?

El presente me permite ejercitar mi voluntad para hacer y deshacer, para laborar o descansar, para amar u odiar, para sonreir o llorar. En fin, el presente es simplemente el momento que estoy viviendo con planes o sin ellos, con esperanza o desesperanza, con miel o hiel, con tristeza o alegría.

El presente  -que es "mi aquí y ahora"-  es el espacio-tiempo que considero  un verdadero regalo que he aprendido a disfrutar, agradecer y compartir.

El presente no solamente es mío, es tan mío como tuyo. El presente es muy nuestro.
El presente es tan, tan impaciente que ni un segundo se puede detener, ni puede esperar.
El presente es tan fugaz como los vientos impetuosos.
El tiempo es tan inexorable como el tic-tac de un viejo reloj.
En fin, el presente me da la oportunidad de lograr lo que desee.

Hasta pronto.