27/11/15

Cambiar por cambiar

¿Se trata de cambiar por cambiar? 

No. Se trata de cambiar para buscar la perfección.
Frases como: "cambio de ropa", "cambio de ciudad", "cambio de fecha", "cambio de trabajo" nos indican pasar de un estado a otro, esperando y previendo una mejora en muchos aspectos.

Frases como: "Deberías de cambiar". Exige un cambio de conducta.
Hoy empecé a cambiar un hábito: "Ser mejor persona que ayer". Eso me hace estar consciente de mi presente, por la tarde-noche hacer un examen de conciencia y ver lo que debo mejorar".

Usted ¿Cree que debería cambiar algo?

Hasta pronto.

Las cosas y las personas cambian de forma...


Si cambio la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma.
Si cambio la forma de pensar, los pensamientos cambian de forma.
Si cambio la forma de sentir, los sentimientos cambian de forma.
Si cambio la forma de expresar las cosas, las personas cambiar de forma de actuar.
Si cambio la forma de ser, mi ser cambia.
Todo lo anterior lo tengo bien comprobado.

Cambiar la FORMA de hablar, expresar, mirar, sentir, pensar, esperar, etc.. es la llave mágica del CAMBIO.

Hasta pronto.

Guías para un Cambio.

Compartimos las preguntas básicas que nos debemos hacer y contestar cuando queramos hacer un cambio. (¿1.Qué, 2. Por qué, 3. Cómo, 4. Cuando, 5. Dónde y 6. Quién(es)?)


Como vemos es realmente fácil.

Lo difícil está en decidir qué cambiar, un poco más difícil es poner en práctica las acciones del cambio y más difícil es perseverar en las acciones del cambio hasta alcanzar un nuevo hábito. Sin embargo, todo depende de los beneficios que veamos de ese cambio. 
Los beneficios nos hacen lograr el cambio. 
No olvidemos anotar de nuestro puño y letra los beneficios esperados.

Cosas del cambio y el cambio de las cosas


Cuando hablamos de cambiar nos referimos a la búsqueda específica de alcanzar un grado mayor de mejora.

¿Qué se puede mejorar?, posiblemente,  todo. Nos referimos especialmente a los comportamientos de las personas en todos los ámbitos de su vida: personal, laboral, educativo, religioso, etc.
Por lo tanto, individuos, trabajadores, maestros, alumnos, pastores y cuantos oficios y profesiones anotemos estamos llamados al cambio.

Si cambiamos podremos mejorar nuestro pequeño mundo; si cambiamos garantizamos a nuestros hijos y nietos un mejor lugar en donde vivir.

Hasta pronto.

26/11/15

Thanksgiving Day.


El Día de Acción de Gracias (en inglés Thanksgiving Day; francés Jour de l'Action de grâce) es una celebración tradicional de Estados Unidos y Canadá que se celebra en estos países en diferentes días: en Estados Unidos el cuarto jueves del mes de noviembre y en Canadá el segundo lunes de octubre. Generalmente en esta festividad se reúnen en torno a una mesa familiares y amigos a compartir un banquete. Aunque es religiosa en origen está considerada como una festividad secular.

El día de Acción de Gracias en América del Norte tiene sus orígenes en una mezcla de tradiciones europeas y aborígenes.  En Europa, los festivales se llevaban a cabo antes y después de los ciclos de cosecha para agradecer por una buena cosecha, y para celebrar después del duro trabajo junto con el resto de la comunidad.  Los nativos americanos también celebraban el final de la cosecha.2 Cuando los europeos llegaron a lo que sería América por primera vez, llevaron sus propias tradiciones (fiestas de la cosecha) desde su continente, celebrando el final de su viaje, la paz y la buena cosecha. Aunque los orígenes del día de Acción de Gracias son similares en Canadá y en los Estados Unidos, los estadounidenses no suelen celebrar las contribuciones hechas en Plymouth, Massachusetts, mientras que los canadienses no celebran las contribuciones en la isla de Terranova.

En Canadá
Durante su último viaje a estas regiones en 1578, Frobisher llevó a cabo una ceremonia formal en la actual bahía de Frobisher, isla de Baffin (actualmente Nunavut) para dar las gracias a Dios; más tarde, celebraron la comunión en un servicio llevado a cabo por el ministro Robert Wolfall, el primer servicio religioso de ese tipo en la región. Años después, la tradición de la fiesta continuó a medida que fueron llegando más habitantes a las colonias en Canadá.

Los orígenes del día de Acción de Gracias en Canadá también pueden remontarse a principios del siglo XVII, cuando los franceses llegaron a Nueva Francia con el explorador Samuel de Champlain y celebraron sus cosechas exitosas. Los franceses de la zona solían tener fiestas al final de la temporada de cosechas y continuaban celebrando durante el invierno, e incluso compartían sus alimentos con los aborígenes de la región.

A medida que fueron llegando más inmigrantes europeos a Canadá, las celebraciones después de una buena cosecha se fueron volviendo tradición. Los irlandeses, escoceses y alemanes también añadirían sus costumbres a las fiestas. La mayoría de las costumbres estadounidenses relacionadas con el día de Acción de Gracias (como el pavo o las gallinas de Guinea, provenientes de Madagascar), se incorporaron cuando los lealistas comenzaron a escapar de los Estados Unidos durante la Revolución estadounidense y se establecieron en Canadá.

En los Estados Unidos
En los Estados Unidos, la tradición moderna del día de Acción de Gracias tiene sus orígenes en el año 1621, en una celebración en Plymouth, en el actual estado de Massachusetts. También existen evidencias de que los exploradores españoles en Texas realizaron celebraciones en el continente con anterioridad en 1598, y fiestas de agradecimiento en la colonia de Virginia. La fiesta en 1621 se celebró en agradecimiento por una buena cosecha. En los años posteriores, la tradición continuó con los líderes civiles tales como el gobernador William Bradford, quien planeó celebrar el día y ayudar en 1623. Dado que al principio la colonia de Plymouth no tenía suficiente comida para alimentar a la mitad de los 102 colonos, los nativos de la tribu Wampanoag ayudaron a los peregrinos dándoles semillas y enseñándoles a pescar. La práctica de llevar a cabo un festival de la cosecha como éste no se volvió una tradición regular en Nueva Inglaterra hasta finales de la década de 1660.
Según el historiador Jeremy Bangs, director del Leiden American Pilgrim Museum, los peregrinos pudieron haberse inspirado en los servicios anuales de Acción de Gracias por el alivio del asedio de Leiden en 1574, cuando vivían en Leiden.

Controversia sobre el origen

El sitio donde se llevó a cabo el primer día de Acción de Gracias en los Estados Unidos, e incluso en el continente, es un objeto de debate constante. Los escritores y profesores Robyn Gioia y Michael Gannon de la Universidad de la Florida han señalado que la primera celebración de este día en lo que actualmente son los Estados Unidos fue llevada a cabo por los españoles el 8 de septiembre de 1565, en lo que hoy es San Agustín, Florida.
Asimismo, varios historiadores aseguran que la primera celebración del día de Acción de Gracias se realizó en Virginia, y no en Plymouth. Los servicios de agradecimiento eran rutinarios en lo que se convertiría en la Commonwealth de Virginia en 1607.

Nota: Tema tomado de Wikipedia.

25/11/15

Hoy, mañana y cada día es el día de Gracias.



Gracias por todo de toda la vida y de cada dia vivido. Especialmente, agradezco por:

Mis vacíos y plenitudes.
Mis lágrimas y alegrías.
Mis esperanzas y desesperanzas.
Mis dolores y placeres.
Mis amigos y enemigos.
Mis carencias y opulencias.
Mis deberes y mis acciones.
Mis recuerdos y ensoñaciones.
Mis logros y fracasos.
Mis aciertos y desaciertos.
Mis recuerdos y olvidos.
Mis dias pasados y los esperados.
Mi presente y futuro.
Mi fe y duda.
Mis dias y noches.
Mi salud y quebrantos.
Mi vida y la promesa.
Gracias a todas las personas que, de una manera u otra, pasaron por mi vida contribuyendo a ser la persona en la que me he convertido.


Gracias por todo a la Vida, a mi Fe y a mi Dios.

Hoy, solo por hoy, digo y seguiré diciendo GRACIAS!.

Las cosas y las personas cambian de forma...


Si cambio la forma de ver las cosas, las cosas cambian de forma.
Si cambio la forma de pensar, los pensamientos cambian de forma.
Si cambio la forma de sentir, los sentimientos cambian de forma.
Si cambio la forma de expresar las cosas, las personas cambiar de forma de actuar.
Si cambio la forma de ser, mi ser cambia.
Todo lo anterior lo tengo bien comprobado.

Cambiar la FORMA de hablar, expresar, mirar, sentir, pensar, esperar, etc.. es la llave mágica del CAMBIO.

El Fondo y la Forma


EL Fondo y la Forma de las cosas.
 
Todas las cosas tienen su Fondo (razón de ser) y su Forma (la manera de ser).
A partir de esta premisa pienso que la una no vive sin la otra. La Forma sola es una parte; el Fondo su esencia.
El Fondo no cambia, la Forma tiene múltiples maneras, momentos, acentos, colores, etc.
Un Fondo expresado con Forma áspera es doloroso pero verdadero; una Forma dulce sin Fondo es una verdadera mentira.

Conozcamos -a fondo- el Fondo de las cosas y cuidemos detalladamente la Forma de expresarlo.
Usted, ¿demuestra el Fondo de sus convicciones con bellas Formas de expresiones?

Hasta pronto.

22/11/15

Mi oración favorita.

 Cuando mi ser no encuentra soluciones, me voy al rincón de mi oración. Comparto la oración de Francisco de Asís.


Oh, Señor, hazme un instrumento de Tu Paz.
Donde haya odio, que ponga yo Amor.
Donde haya ofensa, que lleve yo el  Perdón.
Donde haya discordia, que lleve yo la Unión.
Donde haya duda, que lleve yo la Fe.
Donde haya error, que lleve yo la Verdad.
Donde haya desesperación, que lleve yo la Alegría.
Donde haya tinieblas, que lleve yo la Luz.

Oh, Maestro, haced que yo no busque tanto ser consolado, sino consolar;
ser comprendido, sino comprender; ser amado, como amar.
Porque es:
Dando que se recibe;
Perdonando  que se es perdonado;
Muriendo que se resucita a la
Vida Eterna.

Parece que ya hemos aprendido a vivir el Hoy.

Es definitivo: muchas personas con quienes he compartido este tema, lo están haciendo.

Lo único que nos pertenece en cuanto al tiempo es ESTE momento, AQUI Y AHORA. No hay algo más. Este es el verdadero tesoro de cada quien: el hoy.

Además, es lo que genuinamente poseemos por unos instantes. Lo que hagamos de nuestro tiempo, lo que pensemos, sintamos o deseemos es lo que brota de nuestro interior.

Estoy aprendiendo a disfrutar cada momento, cada segundo de mi tiempo. Es lo valioso de mi vida.

Con ellos, los seres que amamos,  disfrutemos cada momento de nuestro dia. Con ellos formamos una unidad agradable, bella y amorosa.

Hasta pronto.