10/12/15

El sabor de las lágrimas.

Por supuesto que las lágrimas tienen su sabor: Sabor a sal. Y el significado de la sal es la sabiduría.
(Eso aprendí en mi niñez.) Por lo tanto, las lágrimas nos regalan sabiduría. Eso lo tenemos que aprender.

Esta declaración es muy personal, carece de fundamento científico; el único fundamento que tengo es el de compartir algo contigo.

El sabor de las lágrimas es tan amplio como los colores en las computadoras.

Las lágrimas saben a recuerdos alegres.
Saben a suspiros del alma.
Saben a pasados imposibles de recuperar.
Saben a impotencias.
Saben a esperanzas.
Saben a gratitud.
Saben a culpas.
Saben a nostalgias.
Saben a perdones.
Saben a sonrisas.
Saben a lamentos.
Saben a gratitud.
En fin, los sabores son ilimitados.

Me recuerdo y te recuerdo disfrutar el sabor de las lágrimas y apropiarte de su sabiduría.

Hasta pronto.

¿Te acuerdas cuando tenías seis años? Disfruta.


La memoria resucita lo sepultado, lo sellado y lo olvidado. Por eso, a la memoria se le llama no solo una facultad del hombre sino una potencia del alma. Recuerdos, recuerdos y más recuerdos. Todo lo que hemos vivido lo podemos recordar porque nos interesa y lo que no, simplemente, está en el olvido. 
¿Dónde vive el olvido? me preguntarás, no lo sé te contestaré. 
 
El olvido no tiene domicilio, ni correo electronico. 
El olvido simplemente es eso, olvido.
 
Bebamos una taza de recuerdos para evocar olvidos. Saludos!

Hasta pronto.

Lo vuelvo a decir.

El hecho de escribir ideas, conceptos, ejemplos, etcétera es como "hablar en silencio". 

Alguien dijo que "quería hablar poco para equivocarse menos." Como frase me parece excelente, como conducta me parece atinada para no cometer errores; sin embargo, se limita a aprender de ellos.

Escribir es otra manera de "decir" las ideas, de expresar las emociones, los sentimientos, las esperanzas, desesperanzas, los miedos, las ataduras y todo lo que se encierra en la cabeza de quien escribe. 

Con frecuencia, pienso que las palabras tienen alas, vuelan solas y llegan al destino, a su destino. Ellas cumplen con su misión: darle significado y vida a las ideas. 

Las palabras aladas llegan a cada uno de ustedes. Ustedes las convierten en acciones contundentes y/o llegan a formar parte de sus pensamientos, convicciones o creencias.

Cuando hablo ante mis grupos utilizo esta frase: "De mi boca sale la palabra, pero en tu corazón está el significado."
Pues bien, ahora digo que "de mi teclado salen las palabras, en tu cerebro está el significado.

Hasta pronto.

8/12/15

Somos un regalo excepcional para los demás.

En mis reflexiones he llegado a la conclusión de que "somos un regalo excepcional para los demás".

Quiero compartir otra idea sobre lo que somos. Aunque seamos propiedad de nosotros mismos, somos un medio, un vehículo para que otros logren su desarrollo, su bienestar y su bienser.

La suma de nuestras cualidades, virtudes, habilidades y destrezas son para los demás. Ellos, los demás, nos necesitan. Somos una pieza fundamental en sus vidas. 

Por ejemplo, como padres, somos fundamentales en el desarrollo de nuestros hijos. 
Como profesionistas o trabajadores de una empresa, somos miembros activos y propiciadores del crecimiento de la organización. 
Como amigos, somos simplemente seres confiables y necesarios con quienes se comparten temas profundos, privados y sagrados.

El crecimiento de los demás, a partir de nuestra participación, es la prueba contundente de nuestra existencia efectiva, positiva y co-creadora.

Somos un regalo excepcional para todos. Cuidemos nuestras palabras y acciones.

Hasta pronto.

7/12/15

El tiempo y yo.

Creo que ha sido un excelente amigo porque normalmente llega cuando debe presentarse.

El tiempo es un algo, no un alguien.
Es promesa, es espera, es llegada y es cumplimiento.

Aunque no vive, con él se mide la vida.
Aunque no siente, el nos trae el alegrías o sinsabores.
Aunque no llora, él nos trae el consuelo y el olvido.

Aunque no sueña, él nos cumple la espera.
Aunque no existe, el  siempre se queda.

El tiempo y yo viajamos juntos.

Hasta pronto.

6/12/15

Hoy es un buen domingo para agradecer creando...

  Cualquier dia es bueno para agradecer y crear. 

Agradecer la vida a la vida y a las personas con quienes nuestra vida sigue estando viva. 
Crear para seguir caminando por este peregrinar terrenal en el que la única constante es el cambio.
Un cambio es la única constante, repito, para vivir a tiempo, llegar a tiempo, crear  a tiempo.
Un cambio es la manifestación de que es útil analizar el costo de nuestras cosas, de nuestras acciones; en fin, de nuestra vida.
Un cambio nos habla de la cantidad de cosas, cantidad de eventos que deberemos efectuar para seguir enriqueciendo, fortaleciendo y aprendiendo todo cuanto sea necesario para nuestros gustos, preferencias y/o necesidades.
Un cambio cuya calidad nos haga sentir plenitud en nuestro diario vivir, diario trabajar, diario trasladar, diario sonreir.
En fin, hoy fue un buen domingo para agradecer creando.
Hasta pronto.