26/12/15

Ya casi llega el año 2016.

¿Qué "nos traerá" este 2016?. Yo, en lo personal, creo que los años no traen nada. Nosotros escribimos nuestras historias sobre ese año.

Mi comentario como en años anteriores son:

a) No voy a escribir, ni dar ideas sobre tus planes, o propósitos porque asumo que tu vida no es de año a año. Asumo que tu vida es de proyecto en proyecto que pueden ser de una hora, un día, una semana, mes, o meses, o años.

b) Lo que sí quiero escribir con letras de oro es que te deseo una vida de buenaventura. Espero que lo mejor de todo esté contigo, que vivas con mucho ánimo, mucha fe y mucha confianza. Recuerda que todo se logra, todo se alcanza y todo se disfruta si tu quieres.

c) Para viajar en este año necesitamos llevar para el camino:
 1) buena salud corporal, por lo tanto, vamos a cuidarnos;
2) salud  emocional, por lo tanto, amemos, perdonemos y brindemos una sonrisa;
3) salud espiritual, por lo tanto, meditemos, reflexionemos y brindemos nuestra ofrenda,
4) buena salud laboral, para que redoblemos fuerzas y concentración para lograr lo que nuestros trabajos nos exigen.

Les deseo sanos, alegres y prósperos 365 días por venir. 

Hasta pronto.

Luis Molina.

25/12/15

Mi trompo y mis canicas llegaron... en este 2015


Claro que recibí el regalo de mi Niño-Dios.

Al amanecer, al pie del árbol de navidad, encontré mi trompo y mis canicas. Venían con un mensaje que quiero compartir.

Querido amigo mío:
Aquí te dejo lo que me pediste: un trompo y canicas.


Las canicas te ayudarán a fortalecer destrezas y puntería para que logres con atingencia tus sueños.
El trompo, para que cada vez que juegues con él veas la cantidad de vueltas que puede dar la vida; tendrás muchas oportunidades para levantarte si es que pierdes tu ánimo. 

El trompo siempre estará en tus manos, cuida de poner bien la cuerda y atarla.
Juega con pasión y alegría. A veces ganarás, a veces perderás. 
Ese es el juego de la vida, tu hermosa vida que, dicho sea de paso, es tu gran regalo que recibiste hace 72 años.

Por siempre estoy contigo, más cerca de lo que imaginas.
El Niño-Dios.


Nota: las otras diez cosas que me pediste ya se ordenaron y las irás viendo a través de tu vida.
"Los regalos son para agradecerlos una vez y disfrutarlos toda la vida."

22/12/15

Quiero celebrar una navidad a mi manera.

Cómo me gustaría ser yo quien vuelva a renacer, rodeado de mis seres queridos contemplándome, como antaño lo hicieron.

Como me gustaría ser yo quien vuelva a renacer, disfrutando del fuego de la verdad y del cielo estrellado de las ideas del universo.

Como se gustaría ser yo quien vuelva a renacer, sonriendo, disfrutando de la misión que se me ha concedido.

Como me gustaría ser yo quien vuelva a renacer, haciendo las cosas de la mejor manera posible, dando lo mejor de mí en cada momento.


Si la celabración de "mi navidad" fuera mía, posiblemente, voy a sentir frío y tener poca ropa para abrigarme. Sin embargo, estaré disfrutando del fuego que habrán encendido los corazones de las personas que sabrán de mi "nacimiento nuevo". Se alegrarán porque la vida que llevaré deberá ser de ejmplo de amor, pasión y entrega.

Los regalos que recibiré, además de la "vida nueva" no serán, por supuesto, ni incienso, ni oro, ni mirra. Serán mis talentos, mi aroma y mis días.
Los regalos que otorgaré en agradecimiento a sus visitas serán las semillas de ideas, la sonrisa que llevarán en sus corazones y la esperanza de un mundo próspero y justo.

Quiero celebrar a mi manera esta "mi navidad". Gracias por los dones recibidos a través de cada uno de ustedes.

Hasta pronto.

Hubiera sido fantástico...

No cabe duda de que podemos ver la vida de cada quien de diferente manera; sin embargo,

...hubiera sido fantástico haberme conocido a tiempo.
...hubiera sido fantástico no mudarme de piel.
...hubiera sido fantástico no olvidar lo inolvidable.
...hubiera sido fantástico haber brindado otras ideas.
...hubiera sido fantástico soñar lo insoñable.
...hubiera sido fantástico compartir el pan y la sal con otras personas.
...hubiera sido fantástico no fallar en mi pasado.
...hubiera sido fantástico decir cada día: buenos días.
...hubiera sido fantástico haber vivido de otra manera.
...hubiera sido fantástico saber interpretar el futuro de mis decisiones.
...hubiera sido fantástico haberme conocido en otro tiempo.
...hubiera sido fantástico haber sido alguien con quien convivir en paz
...hubiera sido fantástico descubrirme de otra manera.

A pesar del "hubiera sido", digo, afirmo y escribo que:
Ser como he sido sido, vivir como he vivido, caminar como he caminado, estudiar como he estudiado, recordar como he recordado, agradecer como he agradecido, pedir perdón como le he pedido, sonreir como he sonreido, soñar como he soñado, lograr como he logrado y ser quien he sido, sencillamente, es fantástico.

Hasta pronto.

20/12/15

"En un dia claro se ve hasta siempre"

 

Sin límites.

El cielo, el universo y la eternidad son, para mí,  los verdaderos límites de la mente humana. Las limitaciones pertenecen a cada uno de nosotros, si les hacemos caso.

“En un día claro se ve hasta siempre” es el titulo de una película de los 70s dirigida por Vincent Minelli. Lo que me gusta de ella es el título que traigo a comentario.

La claridad de la luz es la que nos permite ver lejos, muy lejos. Esa misma claridad debería darse en nuestro interior, muchas veces empañada u oscurecida por cuestiones sin importancia, o por cuestiones menores, o sin utilidad.

La claridad de nuestro interior se da cuando definimos nuestra meta, porque hemos conocido nuestra vocación y hemos decidido practicarla.

La claridad de nuestro interior se da cuando hemos conocido y utilizado la fuerza del amor y del perdón.

La claridad de nuestro interior se da, también, cuando vemos a nuestra existencia como parte importante de la existencia de los demás.

La claridad de nuestro interior se manifiesta cuando estamos respondiendo con alegría por todas nuestras obligaciones y deberes.

La claridad de nuestro interior se ilumina, cada vez más, cuando aportamos algo para que se siga dando el milagro de la vida cotidiana.

Y usted, ¿en un día claro ve hasta siempre?