24/6/16

Unforgettable es mi canción.

Mi nombre es Inolvidable.

Cuando tengo momentos para mí disfruto escuchando una canción llamada "Unforgettable" interpretada por Nat King Cole.
La disfruto porque la vida que he llevado es inolvidable en mí, para mí y conmigo.
Sé que sueno Yoista. Me gusta ser Yo en este momento; sin embargo, es inolvidable para mi que lo único que soy es Yo. Es algo que me exige veneración y respeto.

Quiero escribir sobre lo Inolvidable de:
Mis deberes, mis quehaceres, mis labores y mis desarrollos internos.

Hoy me llamo Inolvidable porque:
Debe ser inolvidable el impacto de mis acciones antes de tomar cualquier decisión.
Debe ser inolvidable el impacto de mis palabras antes de emitirlas.
Debe ser inolvidable el impacto de mi comportamiento ante los seres amamos.
Debe ser inolvidable cumplir a tiempo los compromisos adquiridos.
Debe ser inolvidable que soy ser mortal, y debo cuidarme para prolongar mi vida.
Debe ser inolvidable que la única medida que tengo se llama Tiempo, y es necesario aprovecharlo, no desperidicarlo y no quitarlo a los demás.
Es inolvidable para mí agradecer todo,  en cada momento de mi vida.
Es inolvidable para mi haber compartido trocitos de mi vida con miles de personas.
Es inolvidable para mi compartir mis pensamientos contigo en este espacio
Es inolvidable para mí agradecerte, serte útil y servirte.

Es inolvidable para mí desperdirme escribiendo...
Hasta pronto.

Felicidades a la Primera Generación de "Mujeres sin Frenos"


Ellas, las "Mujeres sin Frenos" han dado el paso necesario para vivir en plena libertad de sí mismas.
Encontraron su alegría de vivir, su alegria de servir y su alegría de emprender y especialmente de ser ellas mismas. Ellas encontraron su esencia de alma.

Ellas seis: Fabiola, Martha Yo, Leticia, MARITZA, GABRIELA y Flor. Cada una porta un nuevo perfil un nuevo concepto del ser intensamente fuerte, intensamente libre e inmensamente responsables por seguir conquistando sus sueños.

Ellas seis son y serán un ejemplo de "Mujer sin Frenos", de Mujer plena, de Mujer Viva.

FABIOLA, incansable promotora de este Taller y entusiasta participante del mismo hizo posible que muchas mujeres se atrevieran a asistir a la sesion Demo. Ella es elemento fundamental de este proceso.

MARTHA Yo. Ella con su suave voz, su espiritu de entrega, su amor maternal y su ofrenda de vida por los demás se rescató, se redimió. Creció. Surge en su ser un nuevo Yo.

LETICIA. Hace juego con su nombre. Ella es toda sonrisa, toda alegría, toda vida de color intensamente emocionante y creativamente laboriosa.

MARITZA. Una mujer profunda de pensamiento, sensible de su individualidad, inconquistable de su existencia logró compartir su esencia, su esencia de Mujer sin Frenos.

GABRILELA, Toda una notabilidad andante, toda una persona llena de sabiduría. Sus posibles temores son duendecillos que juegan con ella. Ella es toda valentía, toda sensatez y toda prudencia.

FLOR, la mujer artista, la mujer que plasma imagenes del exterior; ella, toda ella es una fotografía.
Ella logró dar vida a la genuina sensibilidad del amor por su hija.

Todas ellas son el ejemplo de una Mujer sin Frenos, capaces de desplegar sus alas de libertad para ser el ejemplo de vidas plenas, de uno y mil colores y de uno y mil sabores.

Felicidades a todas ellas. Gracias por creer en Daniel

Gracias por portar, para siempre, las semillas que he sembrado en sus pensamientos.

Hasta pronto.


23/6/16

Mi nombre es Diferencia.

Los significados de la palabras y el impacto que tienen en nosotros pueden afectar nuesta mente e infectar nuestro espiritu. Es por eso que  yoy mi nombre es Diferencia.



La gente usa esa palabra para hacerse daño. Las rupturas no son fracasos, simplemente son distancias,
A veces no sabemos separarnos, queremos dañarnos, queremos destruirnos.
Pobres de nosotros, los seres inteligentes, pobres de nosotros los seres vivos.
Los únicos seres que estamos dispuestos a destruir por destruir.
Tengo tiempo observando que en estos años los hombres nos hemos vuelto más agresivos, más destructivos, más Egoístas, Ególatras y Egópatas. Es por eso que decido, libremente, no utilizar palabras que le den un peso mayor a palabras que lesionan, lastiman y minimizan la estima de las personas.

Por lo tanto:
Ya no quiero decir "fallé", mejor diré "no sabía."
No quiero decir "me equivoqué", mejor diré "no era el camino, ni la persona."
No quiero castigarme con palabras que hemos empleado sin saber su significado o darle más importancia de la que se le debería dar.
No quiero vovler a decir "fracasé", mejor diré que  "cambié de opinión." Su peso es menor, no flagela.


Hoy decido nombrarme Diferencia.
Es muy diferente decir "lo hice" a decir "lo logré."
Es muy diferente decir "vale la pena" a decir "es de gran valor."
Es muy diferente decir "me fallaron" a decir "esperaba demasiado sin que ellos lo supieran."
Es muy diferente decir "no les intereso" a decir "no me conocen".
Es muy diferente decir "no" a decir "Si" por temor.

Hoy decidí llamarme Diferencia.
Hoy voy a decir Hasta mañana en lugar de escribir...

Hasta pronto.


22/6/16

Mi nombre es Ausencia o Ausente.

Me podría llamar Ausencia; sin embargo, también podría llamarme Ausente,

Pienso que estoy Ausente de mí; mi ausencia es inmensa porque no me doy cuenta de mi presencia.
Quiero que primero otros me noten, me atiendan, me piensen, y yo les interese para sentir que soy Presencia, y que estoy Presente.
Esa terrible enfermedad de querer ser la respuesta a la preguntas de otros, en lugar de ser la pregunta a sus respuestas.
He aprendido que es mi Ausencia la provoco yo.

Yo, el Ausente porque no he aprendido a conocerme, entenderme y aceptarme.
Yo, el Ausente de mi sueños, propósitos, objetivo sy metas.
Yo, el Ausente de proyectos, planes y programas de desarrollo personal.de mmi ex
Yo, el Ausente de mí, en mí y conmigo.

Me prometo, darme cuenta de mi Presencia,  de mi existencia y de mi esencia.
Estoy presente porque vivo,
Estoy presente porque soy
Estoy vivo porque existo. sonrio, canto, lloro y oro.

Hasta pronto.


Mi nombre es Tristeza.

Para mí esta emoción pertenece al mundo del intelecto y del espiritu o de lo espiritual.
Este día le toca el tema a la  Tristeza.

Yo la tristeza traigo vacío, provoco llanto y causo silencio.
Yo, la Tristeza, vengo de lejos y solo lejanías te dejo.
Yo, la Tristeza, te enseño a vivir tu mundo sin dependencias de nada, ni de nadie.
Yo, la Tristeza, tengo un enemigo que se llama Alegría.
Yo, la Tristeza, quiero ser eliminada del mundo de los seres inteligentes.
Yo, la Tristeza, no debo habitar en tí.
Yo, la Tristeza, te pido que no me hagas caso.

Te pido, de favor, que no permitas que yo viva en tu ser,
No me dejes entrar a tus pensamientos, ni a tus sueños.
No me nombres, no me busques, no me alimentes.

______________________________________________
Nunca pensé que escribiría sobre este tema; sin embargo, espero que a alguien le haga provecho y le haga ver sus momentos y sus tristezas.

Hasta pronto.

20/6/16

Mi nombre es Lucha.

…para sortear todos los obstáculos, ganar todas las batallas, no sucumbir ante las adversidades y tribulaciones a las que nuestro espíritu se puede enfrentar debo mostrar mi nombre: Lucha

Lucha incesante, lucha del guerrero invencible, lucha del espiritu contra la mediocridad.

Es muy fácil saberse en Lucha, ser la Lucha misma. Solamente, definamos nuestros objetivos y vayamos por ellos. La energía que nos conduce es el entusiasmo por el logro y los beneficios que traerán consigo al ganar las Luchas.

El espíritu de Lucha invencible nos acompaña porque en el camino nos encontraremos con muchos enemigos y especialmente con uno muy conocido que se llama: Desaliento. 
No cedamos ante la incomodidad, no nos dejemos arrastrar por la mediocridad, ni cejemos en nuestro propósito.
El espíritu que poseemos es invencible; creo que debemos aprovechar este regalo.

Y usted, ¿se ha dado cuenta que posee el espiritu de Lucha?

Hasta pronto.

19/6/16

Ellas , las Dos Hermanas.

Ellas crecieron bajo la dirección, amor y cuidados de su mamá. Su mamá se llamaba Angélica.

Ellas, las dos hermanas, crecieron con sueños de obediencia y con enseñanzas de paciencia.

Ellas, las dos hermanas, viven con sueños, emociones y aromas de perdones.

Ellas, las dos hermanas, viven su vida a su manera,  con sonrisas en el alma y dolores en el tiempo.

Ellas, las dos hermanas, de niñas, llevaban flores a la Virgen; de adultas llevan flores a la tumba de su madre amada y extrañada.

Ellas, las dos hermanas, conversan, sonrien, lloran y se despiden con un hasta mañana.

Ellas, las dos hermanas, comparten recuerdos, experiencias y esperanzas.

Ellas, las dos hermanas, son seres humanos que viven su día y silban al viento.

Ellas, las dos hermanas, son hijas de la Fe por un mundo mejor y la Esperanza de convivir en familia.

Ellas, las dos hermanas, son mis hermanas.

Hasta pronto.