23/7/16

Ni palabras, ni letras...solo recuerdos de ellas: "Mujeres sin Frenos"

Hoy terminé un proceso de cambio.
Cuando estoy inmerso en él con todos los o las participantes dejo de ser yo para convertirme en ellos.

Hoy hablé, compartí y enseñé.
Hoy expliqué, enseñé y aclaré.
Hoy disfruté, aprendi y aplaudí.
Hoy viví, crecí y transformé.

Hoy quedaron atrapadas mis ideas, mis conceptos, mi lenguaje.
Hoy quedaron escritos en su memoria datos, imagenes y cifras.
Hoy quedaron derrotados los sucesos que les impedian seguir adelante.
Hoy sepultaron el pasado, y dieron la bienvenida a su Presente.

Hoy delinearon su futuro.
Hoy diseñaron su camino.
Hoy surgieron las alas de su libertad porque el espiritu del pensamiento abrieron las puertas hacia el cielo infinito de su desarrollo y crecimiento.

Felicidades a todas las integrantes de la primera generación "San Diego" de Mujeres sin Frenos.

Hoy nació un nuevo grupo que dará el ejemplo de la inteligencia clara y verdadera.

Hasta pronto.

21/7/16

El poder transformado de una oración.

El poder transformador de una oración.
(Aunque parezca algo increíble, la oración tiene poderes especiales).

Orar es hablar, orar es conversar con tu Dios o tu Universo o los Seres Celestiales o las Personas que desees expresar tus más íntimos pensamientos a través de tu palabra, bien sea en susurro o bien sea en tono y volumen normal. A veces los gritos desesperados y desesperantes son otra forma de orar. Todo se vale en ese proceso interno. Al fin y al cabo es entre Tu y Dios.
El escucha. Él responde de una y mil maneras. Lo importante es estar atento a su respuesta.

La oración es simplemente para conversar, platicar, decir, exigir, entregar u ofrendar lo que se desee. A medida que pasa el tiempo, la oración ha tomado una gran fuerza; la oración es la única manera de entablar una relación con el Ser Supremo.

No lo puedo demostrar pero si lo puedo afirmar que el poder transformador más grande en y para la humanidad se llama oración.
Es cuestión de enfoques, fe y esperanza.

Hasta pronto.

19/7/16

Cada quien su Yo.

Cada quien es su Yo.

Cuando hablamos de su Yo estamos hablando de todo:
Su ser, conocer, poder, querer, hacer y lograr.
No estoy hablando de su Tener, poseer, absorber y celar.

Cada quien su Yo cargado de sueños, objetivos metas.
Cada quien su Yo lleno de musica, canciones y poemas.
Cada quien su Yo rodeado de amigos y familias.
Cada quien su Yo con talentos,virtudes y cualidades.
Cada quien su Yo con recuerdos, olvidos y reencuentros.
Cada quien su Yo con  pasados, presentes y futuros.
Cada quien su Yo con su vida y su despedida.

Hasta pronto.

El poder transformador del aroma de los Caballeros.

El aroma  de  los Caballeros tiene algo exquisito que hace vibrar el alma de quien lo huele.

Ese aroma no solo es para recordar algo, ni para, simplemente, oler bien. El aroma tiene esencia de fuerza, de protección y de ayuda

Si un Caballero  huele a flor, es que posee un alma de joven y le sonríe a la vida; si huele a maderas es que ha crecido, madurado y es genuinamente generoso; si huele a especias es que no se ha dado cuenta de su esencia y ha olvidado que existe para bien de los demás.
El aroma de los Caballeros tienen un algo que inspira a confiar en él, un algo que lo identifica como apoyo.

El aroma de los Caballeros huele a maderas, huele a recuerdo, huele a valor

Hasta pronto.




















18/7/16

El poder transformador del deber de un Caballero

Sea cual sea el rol que un Caballero desempeñe  es un agente de transformación en sí mismo. Eso es un deber.


Creo que todos tenemos el deber y la responsabilidad social de compartir nuestros conocimientos, aptitudes, habilidades con las personas con quienes interactuamos. 
Todos tenemos la oportunidad de aportar algo para que los demás sean mejores. 

Tenemos el deber de hacerlo, la obligación de compartirlo y la necesidad de brindarlo por el bien de todos.

Si tenemos algo que compartir, compartámoslo. 
Si tenemos algo que ofrecer, entonces entreguémoslo.
Si tenemos algo que enseñar, entonces enseñémoslo.

Hasta la próxima.