14/10/16

El cambio de las cosas y las cosas del cambio

Cuando hablo o escribo sobre el cambio o un cambio me refiero a la búsqueda específica de alcanzar un grado mayor de mejora.

¿Qué se puede mejorar?... posiblemente, todo. Me refiero, especialmente, a los comportamientos de las personas en todos los ámbitos de su vida: personal, laboral, educativo, religioso, artístico, espiritual, económico, etc.

Por lo tanto, individuos, trabajadores, maestros, alumnos, pastores y cuantos oficios y profesiones anotemos estamos llamados a cambiar y generar un cambio. El cambio lo enfocaría a Crear un bienestar para todos, no nada más para uno mismo.

Quienes decimos que fuimos a la escuela, que tenemos educación y/o valores somos los primeros que deberíamos dar ejemplo del cambio.

Si cambiamos podremos mejorar nuestro pequeño mundo; si cambiamos garantizamos a nuestros hijos, nietos y la posteridad un mejor lugar en donde crecer, disfrutar y transformar.

Hasta pronto.