11/12/16

La piñata de las posadas.



Para quienes celebren las posadas...nueve dias antes del 24
La piñata que se rompen en las posadas navideñas en México (16 al 24 de diciembre), deberán tener la forma de una estrella. Su centro es azul y blanco —son los colores de la Virgen—, y muestran siete picos de colores morado, rojo, negro, café, amarillo, gris y verde opaco. Los siete picos de la piñata representan los siete pecados capitales. 
Cuando quebramos la piñata estamos tratando de destruir lo malo: la avaricia, la envidia, la ira, la gula, la lujuria, la pereza y la soberbia.
El árbol de Navidad tiene esferas, y todas las esferas son rojas. Las esferas representan a la manzana.
Los foquitos en el pino navideño simbolizan la luz de la fe. Junto a las tentaciones esplende el fulgor de la gracia. En lo más alto del árbol hay una estrella luminosa. Eso quiere decir que al final triunfará el bien sobre el mal.
 
Estas cosas me enseñaron allá por 1950.

Hasta pronto.


Culpas y más culpas.

Los grandes enemigos de la paz interior de la persona
que desea estar en franco desarrollo:
1) Las culpas que te infundieron por elecciones de otros; las culpas que te atribuyes por desconocimiento o falta de capacidad para "Analizar las situaciones". Por otra parte, están los "culpables" de tu estado de ánimo y situación actual. Solemos culpar a los demás. Queremos que los demás vivan de acuerdo a nuestros principios, normas, reglas y hábitos...(horror!)

2) Sentirte juez del comportamiento de otras personas, y estar externando tu opinión a diestra y siniestra. Eso es interferir en la vida y comportamientos de otros. Por favor, "no te metas en lo que no te importa".

3) El "poner como alegría de tu vivir" el comportamiento de otros. Esa es una tontería por una parte, y te hace ver como un tonto por la otra.

4) El suponer cosas, comportamientos, reacciones, etc. No creas que tu pensamiento o idea "supuesta" va a viajar y llegar al pensamiento de los demás para que hagan lo que tu estás pensando.

Ojalá y te atrevas a eliminar estos enemigos que tu has creado, que has alimentado y que has eregido como guías de tu vivir por mucho tiempo.

Hasta pronto.