26/12/16

"El silencio es un alimento para el alma..." Grítalo!

Un silencio enriquece, fortalece, corrige, elige, decide y actúa. 
La acción no necesita palabra alguna.
La palabra, a veces, no necesita de acción ninguna.
El silencio para orar,  agradecer,  enmendar  y para aclarar.
El silencio es la alegría del alma y el grito del espíritu.
El silencio posee una gran fuerza transformadora para emitir una palabra.
Callo hablando y hablo callando.
Hasta pronto…ssshhhh.