12/10/17

Hay de historias y historias.


Así es. El título de este tema es una expresión informal, ya que no todas las personas escribimos nuestras historias personales. Por eso, afirmo que: Hay de historias a historias. 
Cada uno puede escribir la propia. La tuya puede ser más divertida que aburrida, o puede ser más alegre que triste o más dulce que amarga.

"Escribir una historia de vida" es:
- Darte cuenta, al menos, de sus amaneceres, atardeceres y anocheceres.
- Darte cuenta, también, de los avances de tus proyectos, ideales o sueños.
- Darte cuenta de lo que se aprende y pone en práctica.
- Darte cuenta de lo que se vive y por lo que se vive..

"Escribir una historia" no es nada fácil, pero sí, posiblemente halagador por dejar tu huella (...por un tiempo) en la vida de otros.

Escribir nuestra historia, insisto, es vivir con sabor, olor y color cada momento. La tuya puede ser más divertida que aburrida, o puede ser más alegre que triste o más dulce que amarga.

Todos los días hay algo nuevo que escribir, especialmente el día que no se había vivido en toda la eternidad. Ese día es hoy:
esa historia, la bella y gran historia que viviste el día de hoy.

Deseo que tu vida e historia del día de hoy esté siendo muy provechosa, retadora, esperanzadora y ensoñadora.

Si este es un nuevo día entonces, hay que escribir lo que queremos que suceda y no escribir lo que ya sucedió.

Y, usted, ¿quiere escribir su historia?

Hasta pronto.