25/3/17

21. El poder transformador de la voluntad.


21. El poder transformador de la voluntad. 

La voluntad es una potencia del alma. Esa potencia es la que nos lleva a alcanzar lo que nos propongamos. 

El verdadero ejemplo de la voluntad como potencia del alma lo vemos en esta fotografía.
La voluntad posee la fuerza de 100 elevada a la potencia que se desee; puede ser a la segunda, tercera o cuarta. 

Si la fe mueve montañas entonces la voluntad crea todo cuanto existe.

Hasta pronto.

24/3/17

20. El poder transformador de una convicción.


20. El poder transformador de una convicción. 

"Si yo elijo ser como nunca he sido, entonces tengo qué hacer cosas que nunca he hecho, y tengo que decir cosas que nunca he dicho.” 

Cuando una persona está convencida de transformarse no importa lo que tenga que hacer, ni interesa el esfuerzo que esto exija. Simplemente, una persona cambia, se transforma y se convierte en lo que quiere ser. 
 Así de sencillo es usar el poder transformador de una convicción.

Hasta pronto.

23/3/17

19. El poder transformador de un deber.


19. El poder transformador de un deber.
Sea cual sea el rol que desempeñe la persona es un agente de transformación en sí misma. Eso es un deber. 

Creo que todos tenemos el deber y la responsabilidad social de compartir nuestros conocimientos, aptitudes, habilidades con las personas con quienes interactuamos. 

Todos tenemos la oportunidad de aportar algo para que los demás sean mejores.  
Tenemos el deber de hacerlo, la obligación de compartirlo y la necesidad de brindarlo por el bien de todos.
Si tenemos algo que compartir, compartámoslo. 
Si tenemos algo que ofrecer, entonces entreguémoslo. 

Hasta pronto.

22/3/17

18. El poder transformador de un deseo.


18. El poder transformador de un deseo. 

El deseo es un espíritu agradable que se posa en nuestro interior y nos susurra algo al oído.
Ese algo es siempre para alcanzar un bien o para luchar por algo bueno. 

Yo no creo en los deseos malos aunque sé que existen. 
Yo a esos no los dejo dar un paso adelante. 
Mi aprendizaje está en el camino del bien, de lo benéfico, de lo moral de lo mejor y de lo excelso. 

Desear ser mejor es mejor que no desearlo, ni serlo.


Hasta pronto.

21/3/17

17. El poder transformador de una vela.


17. El poder transformador de una vela. 

¿Encender una vela?, ¿Para qué?... Para ver en ella como derrama sus gotas de cera y en ellas ver una impotencia congelada. 

Encender una vela tiene muchos significados y poderes; el que busco es el de la transformación de mi ser.
Es posible que encienda una vela para agradecer, alabar, encomendar, solicitar, o permanecer. 
Todo esto lleva una sana intención. 

Cuando enciendo y contemplo la vela disfruto su luz, calor y fragilidad. 
Ella se entrega, se ofrenda, se apaga y se acaba. Es un gran ejemplo. 

Nuestro deber en la vida es iluminar, dar calor y entregar lo mejor de nosotros mismos. 
¿Quieres encender una vela? 

Hasta pronto.

20/3/17

16. El poder transformador de una espera.


16. El poder transformador de una espera. 

La espera transforma. La espera, la dulce espera de alcanzar siempre lo mejor llena el alma de dulces sensaciones porque se sabe y se espera que lo mejor habrá de hacerse presente en nuestra vida y en su momento. 

Esperar lo mejor, desear lo mejor y recibir lo mejor es el fruto del poder transformador de mi espera.

Hasta pronto.

19/3/17

15. El poder transformador del olvido.


15. El poder transformador del olvido. 

Esto puede ser algo grandioso. Si deseas olvidar algo es porque ese algo te hace daño. Y ese daño te impide transformarte.
El olvido libera y cura. 
El olvido da oportunidad de empezar de nuevo sin sentir ninguna atadura. 
Olvido para liberarse, olvido para encontrarse, olvido para transformarse. 

"He olvidado olvidarte porque me olvido del olvido"
"No sé si recuerdo recordarte porque no recordando te recuerdo".

Hasta pronto.